No es un secreto que trabajo desde la casa. Tengo el lujo de cuidar a mi hija y pronto también a mi hijo. Creo que ella tenia dos cuando elegí el sonido del “Pato” en mi teléfono para que fuera su sonido. Cualquier alarma que la involucra, siempre suena como un “pato”.
Tengo en mi iPhone alarmas para que valla a la escuela, a sus clases y en esos momentos en los que esta tomando medicina, igualmente, tenemos una que nos indica que es hora de irnos a bañar y a dormir. Inclusive pongo alarmas para cosas que no necesariamente son rutinarias. Ella sabe, que si el “Pato” esta haciendo ruido es algo relacionado con ella e inmediatamente presta atención.
Ella sabe que en la mañana el primer pato es para que ella se levante y yo le lleve leche. Sabe que el pato de la tarde significa que es hora de recoger para irnos a las clases. Sabe que a las 7:30 de la noche, el Pato significa que es hora de irse a bañar y alistarse para dormir.
La principal ventaja de esto es que ella sabe, esta consciente, y por tanto presta atención inmediatamente. No será un sistema perfecto, pero ella puede estar en el otro lado de la casa y escucha al Pato y se acerca a ver que es exactamente lo que tiene que hacer o a donde vamos a ir ahora.
Me hubiera gustado entender el poder de las alarmas mucho mas temprano en la vida, honestamente me hubiese sido increíblemente útil.

i.e. Cuando le dijimos que estábamos esperando otro niño y se entero que iba a ser varón, ella propuso que el sonido para su hermano fuera el del carro que tiene el iPhone (El de la Motocicleta). Asi que cuando sea el momento, tenemos el sonido de sus alarmas ya escogido.

Continue the conversation!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.